Biografía

 

Iosune Noguera, Sergio Belloch y Sergio Tatay son Mantequilla Voladora… ¿El nombre? Es el significado literal, traducido y por separado de ”Butterfly”, el germen de la formación. No, ellos no son una mariposa… más bien quieren protagonizar su propia transformación y de ahí, originales y auténticos como son, nace su propio nombre.

No tienen grandes pretensiones. Solo que sus letras lleguen a la gente, que no es poco, porque sus canciones tienen mensaje, cuentan vivencias, son su fiel reflejo. De hecho, dos de ellas, entre las que se incluye el segundo single extraído de su nuevo trabajo, Sangre negra, están inspiradas en algunas de sus series favoritas, El ministerio del Tiempo (El tiempo es el que es) y The 100. En otras alzan la voz contra la violencia de género, Ni una más, a favor de la igualdad y la tolerancia, en contra de la guerra y contra la homofobia (Verano de 2003).

Son jóvenes implicados y solidarios; han participado varias veces en el concierto de Amnistía Internacional contra la violencia de género. Además, la joven ha decidido centrar su trabajo final de máster en educación contra la violencia de género utilizando las lecturas obligatorias de la ESO… y ganaron el primer premio del Concurso Sona la Dipu Música en Femenino.

Su nuevo trabajo, #Nuestra lucha no ha terminado, lo definen como una revolución sin violencia, la revolución de la palabra. Sus amigos, los que ya lo han escuchado, los reconocen en cada uno de los temas, porque remueven conciencias, porque se les ve detrás de cada estrofa.

Cada canción tiene su alma, cada canción es distinta a la siguiente, pero todas tienen la esencia del grupo. Tienen un estilo que se acerca al “Pop punk”, es música alternativa. Las letras, que escribe Iosune, directas y claras les acercan al punk, pero su propia voz, envolvente e intima, casi infantil, les da un cierto toque pop. Cada canción tiene prácticamente un ritmo diferente, pero con la esencia indiscutible del grupo.

Iosune y “los Sergios” se conocieron -como ellos dicen- en una orquesta, prácticamente de casualidad, por esos avatares del destino que los puso en el mismo camino por diversas bajas y necesidades propias de los grupos, “nos ha dejado la cantante”, “necesitamos un bajista”. Eso, e influencias musicales comunes, hicieron el resto.

Los tres componentes compaginan trabajo y estudios con los ensayos, entre dos y tres tardes por semana. Mucho trabajo, sí, pero entrega e ilusión no les falta. 

Están muy emocionados con su gira, la presentación en público de su nuevo trabajo y de todo lo que queda por venir. Deseosos ya de esos directos enérgicos que les hacen vibrar, bailar y moverse sin parar. Han tocado en sitios cerrados, pequeños, abiertos… ¡Enormes! De hecho, tocaron en Mestalla en el derbi femenino entre el Valencia CF y el Levante UD.

Aún recuerdan aquel concierto en Motilla del Palancar (Cuenca), los inicios donde eran tres para tres, tocaron para los dueños del bar prácticamente. Pero aquello no les hizo desfallecer. Disfrutan haciendo disfrutar. Se dirigen a todo tipo de publico, en palabras de Sergio Tatay bajista del grupo, a esa gente que pierde una noche para ir a cualquier local ver a un grupo del barrio, gente con ideales, “gente que mola”.

En su gira contarán con un componente más, Edgar Gómez, otro guitarra que permitirá a Iosune liberarse, saltar y moverse como le gusta, contagiando al público del ritmo. 

La mano profesional de Raúl Nácher empujó su carrera a un nivel más profesional. Con su ayuda y consejos grabaron en diciembre de 2017 los cuatro primeros temas y el videoclip de Eslovenia. Nácher los introdujo en la realidad del difícil mundo de la música y ellos decidieron seguir, apostar fuerte.

Ahora acaban de grabar su nuevo videoclip, Sangre Negra, entre la Montañeta dels Sants de Sueca y en la zona de entrenamiento de perros de rescate de la ONG IAE, tocando entre los escombros. Después de tres años de “silencio”, se nota la calidad en esta nueva producción.

Iosune Noguera
Guitarra y Voz
Sergio Belloch
Batería
Sergio Tatay
Bajo